lunes, 8 de febrero de 2010

08-02-10 Cómo calentar un taper...

Retomando las clases con ganas y nueva tarea en el calendario que habrá que ir haciendo pronto para que no te pille el oso polar...

Me llevé un taper de espaguetis boloñesa a la Uni para ahorrar tiempo y coronas pero cuando quise calentarlo en el microondas de la habitación para los cafés de los estudiantes de mi planta se quedaron más fríos todavía (y mira que es chungo en Noruega eso...), me fui a la sala 24 horas de ordenadores y los puse al lado de un calefactor mientras chateaba y ponía al día las cuentas... no se calentaron, pero al menos se descongelaron. La barriga empezó a dar un concierto y decidí probar suerte en el edificio de al lado que recordaba haber visto uno y efectivamente acerté, los calenté y me los comí allí mismo en una mesa mientras disimulaba haciendo como leía un periódico en noruego...

Por la tarde enlacé con el partido de fútbol (la mochila iba equipada con el material deportivo además del taper) y echamos un buen ratito aunque nos hicieron la pirula en el campo grande, pero bueno...

En casa recibimos a Samil con alegría tras su viaje a Madrid, le devuelvo su portátil prestado este finde amablemente aunque al final no me ha traído el miniportátil que le encargué porque no me cuadraban los modelos que encontró, así que tendré que seguir tirando de generosos préstamos y salas 24 horas hasta nuevo aviso.

Antes de acabar el día me visitan en el cuarto en plan Ñ con fichaje de Barcelona incluido. Momento musical y miniensayo con Natalie, ya vamos puliendo las canciones del concierto de marzo y para que venga el sueño unas lecturas de apuntes nunca están de más...

1 comentarios:

manuelpiliyalba dijo...

jajajaj me hubiera gustado verte con el taper para arriba... taper para abajo... un abrazo

Publicar un comentario